¿Qué hay detrás de las enredadas etiquetas que muestran los pellets?

¿Qué hay detrás de las enredadas etiquetas que muestran los pellets?

enero 10, miércoles

Lindos envoltorios, clínicas veterinarias brandeadas, recomendaciones de veterinarios muchas veces desinformados, han posicionado a este tipo de comidas como las más idóneas para nuestros perros, pero en la realidad la industria esconde mucha información.

“Yo compro un alimento Súper Premium y por lo que pago es la mejor alimentación que le podría dar a mi perro”. Es una frase clásica que se escucha con frecuencia en cualquier persona que tiene un perro o gato como compañía. Y es que claro, las campañas de marketing que han hecho las principales marcas de pellet han hecho creer que son lo mejor para nuestros mejores amigos. Pero eso no es así.

Pese a que aún hay veterinarios que recomiendan comer pellets (por ignorancia, desinformación o incentivos a vender ciertos productos… como los médicos y las recetas de ciertos laboratorios), éstos no son lo que que parecen por muy caros, premium o lindos packaging que ofrezcan.

Prometen pollo, vacuno, salmón u otros contenidos en esta clase de alimentos, pero no todas son ciertas. De acuerdo a la Asociación de Control Alimentario Oficial Americana (AFFCO por sus siglas en inglés), los contenidos procesados en estos productos, provienen de órganos, cartílagos, tejidos fibrosos, huesos, cabezas o cualquier parte del animal que no sea consumida por lo humanos. Es decir, sobras… o llamado sutilmente como subproductos. En el mejor de los casos, se trata de animales desechados o que no fueron utilizados “por algún motivo”, para consumo humano.

Pero eso no es todo. ¿Te ha pasado que cuesta interpretar lo que dice sobre el “Aporte Nutricional” que dice el packaging? Nos pasa a todos, porque realmente lo complican.

Hay algunas especificaciones interesantes que permiten interpretar lo que dice el empaque:

- Cuando dice “Producto de” (pollo, salmón o vacuno, etc):

Significa que contiene partes limpias (pero no carne) del animal descrito. O sea contiene sangre, grasa, tejidos, cartílago, cerebro, huesos, entre otros.

- Cuando dice “Alimento de” (pollo, salmón o vacuno, etc):

Quiere decir que contiene partes desechables (incluso puede ser carne también, no se refiere a descompuesta o caduca) de animales, que se secan y muelen hasta convertirse en un polvo.

- Cuando dice “100% de” (pollo, salmón o vacuno, etc):

Es cuando el alimento está producido por completo por partes de algún animal mencionado. No necesariamente hablamos de carne. Puede ser hueso, cartílagos, cerebro, tejidos, tendones, cabezas, etcétera. 

- Además, cuando dice:

  • Receta con (pollo, salmón o vacuno, etc): Implica un porcentaje de al menos 25% del animal, lo que quiere decir que sus otros productos pueden variar.
  • Hecho con (pollo, salmón o vacuno, etc): Sólo contiene alrededor de 3% de producto del animal.
  • Sabor a (pollo, salmón o vacuno, etc): Significa que no necesariamente contiene partes del animal descrito. 

TAMBIÉN PUEDES LEER: Pet Fooled, el controversial documental que hace replantear la alimentación de nuestros perros

 

Déjanos tu comentario

Nota: Comentarios deben ser aprobados antes de publicarse